Implante coclear en adultos mayores: resultados audiológicos y calidad de vida

Jul 7, 2020 | Dispositivos de ayuda auditiva, Implantes cocleares

  • Lic. A.Cansler, Mgter. N.Pallares, Lic. L. Diamante,
  • Prof. Dr. V.Diamante
  • CENTRO DE IMPLANTES COCLEARES “PROF. DIAMANTE”
Resumen
La pérdida de audición es un problema significativo y común en la población de edad avanzada.

Diferentes autores han remarcado que el implante coclear(IC) mejora las habilidades auditivas y la confianza en sí mismo y es bien tolerado en los adultos mayores.

El presente trabajo analiza los beneficios del IC en una población de adultos mayores en relación a las pruebas de percepción del habla y los cambios en su calidad de vida.

Con el aumento en la expectativa de vida cada vez son más los adultos mayores potenciales candidatos a IC. El uso de esta terapéutica mejora significativamente su desempeño audiológico, hecho que impacta positivamente en su funcionamiento cognitivo, social y calidad de vida.

Palabras Clave: implante coclear, adultos mayores, calidad de vida

Introducción

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (O. M. S.), la población mundial está envejeciendo muy rápidamente. Entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo.

Es importante aclarar que aunque se vive más tiempo, no necesariamente se goza de mejor salud que antes: casi una cuarta parte (23%) de la carga mundial general de mortalidad y morbilidad se registra en los mayores de 60 años, y gran parte de esa carga puede atribuirse a enfermedades de larga duración como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas, las cardiopatías, las enfermedades osteomusculares (como la artritis y la osteoporosis) y los trastornos mentales y neurológicos.
La pérdida de audición es un problema significativo y común en la población de edad avanzada.

En el cerebro maduro la deprivación auditiva disminuye la actividad neuronal transitoriamente en las áreas auditivas. Sin embargo, se demostró que en el tiempo, con estimulación eléctrica, se produce una reorganización de dicha corteza auditiva
Diferentes autores han remarcado que el IC mejora las habilidades auditivas y la confianza en sí mismo y es bien tolerado en los adultos mayores. (Kelsall DC, 1995; Horn KL, 1991)

Gracias a los fenómenos de plasticidad neuronal, se experimenta una recuperación paulatina de las funciones perdidas, sobre todo en las áreas auditivas centrales.

Para evaluar los cambios en la calidad de vida sucedidos en los pacientes adultos mayores implantados se puede utilizar el “Glasgow Benefit Inventory” (GBI), que es un cuestionario de valoración subjetiva, específicamente sensitivo a los problemas de salud otorrinolaringológicos, y a los cambios producidos en el estado de salud como consecuencia de diferentes intervenciones quirúrgicas otorrinolaringológicas. Dicho cuestionario posee una versión que es específica para medir los cambios que genera el uso del Implante Coclear. Para esta medida, la definición de estado de salud es la percepción de un bienestar general, incluyendo un bienestar total, psicológico, social y físico.

El GBI consta de 18 preguntas, cuyas respuestas se presentan en escala Likert (“mucho peor, algo peor, sin cambio, algo mejor, mucho mejor”), y mide diferentes variables: “Total”, “Estado de salud general”, “Apoyo social” y “Salud Física”.
La escala de beneficio oscila entre +100 (máxima valoración positiva) y -100 (máxima valoración negativa) siendo 0 valor neutro (ningún cambio).

OBJETIVOS

1) Analizar los beneficios del IC en un grupo de adultos mayores en relación a los umbrales auditivos y el reconocimiento de bisilabos en formato abierto a 6 meses de uso del dispositivo.
2) Comparar los resultados entre los grupos de menor edad con los mayores de 75 años.
3) Relacionar esos resultados con los beneficios obtenidos en su calidad de vida.

MATERIAL Y METODO

Estudio retrospectivo en el que se analizaron fichas médicas correspondientes a 70 pacientes adultos mayores con sorderas postlinguales usuarios unilaterales de implante coclear Nucleus.y Advanced Bionics,
Se compararon 4 subgrupos

  • 60 a 64 años
  • 65 a 69 años
  • 70 a 74 años
  • de 75 años

Se realizó con la siguiente metodología:
Análisis de datos previos a la cirugía y a los 6 meses del uso del IC.
Promedio de umbrales tonales (250 a 4000 Hz) sin y con audífonos previo al Implante y con IC.
Porcentaje de reconocimiento de bisílabos en formato abierto sin y con audífono previo a la cirugía y con IC a los 6 meses de uso.
Relacionar datos audiológicos con el beneficio en la calidad de vida medido a través del cuestionario Glasgow Benefit Inventory (G. B. I.)

RESULTADOS

Los resultados obtenidos en relación al promedio de umbrales tonales para los 4 grupos evaluados se muestran en los siguientes gráficos:

El promedio de umbrales tonales en campo libre con IC presenta mejores valores y menor variabilidad sin diferencias significativas entre los diferentes intervalos de edades (p valor = 0.3701).

Los resultados en relación al porcentaje de reconocimiento de bisílabos son los siguientes:

Los porcentajes de reconocimiento de bisílabos con IC son claramente mejores y similares entre los diferentes grupos, no existe suficiente evidencia muestral para afirmar que hay diferencia entre las edades (p valor = 0.358)

RESULTADOS DE LOS CAMBIOS EN LA CALIDAD DE VIDA EN ADULTOS MAYORES IMPLANTADOS COCLEARES
RESULTADOS GENERALES
N = 63 adultos mayores
Adultos Mayores
Puntaje Total
Subescala General
Apoyo Social
Salud Física
Medias
56.31
61.61
62.16
27.77

Las subescalas “General” (bienestar emocional, visión de fututo, vida cotidiana, trato con otras personas, actividades de la vida diaria, etc.), y “Apoyo Social” evidencian notables cambios positivos, tanto en hombres como en mujeres, así como en todos los tiempos de uso del IC. En relación a la variable “Salud Física”, se observan mejoras, pero es la variable que evidencia menores beneficios a partir del uso del implante coclear.

ANALISIS EDAD AL IC ANTES DE 60 AÑOS Y DESPUES DE 60 AÑOS

Edad al IC
total
general
Social
salud
63 adultos
Más de 60 años – Media
56.15
60.89
64.10
28.52
52
Hasta 60 años – Media
57.07
65.03
53.03
24.24
11

Los implantados con más de 60 años presentan mejores valores en APOYO SOCIAL y SALUD FÍSICA. Las subescalas TOTAL y GENERAL muestran mejores resultados en los pacientes implantados con menos de 60 años. Ninguna diferencia es estadísticamente significativa.

RESULTADOS EN FUNCIÓN DEL TIEMPO DE USO

Genero
total
general
Social
salud
63 adultos
Más de 1 año – Media
55.45
61.41
58.93
25
28
Hasta 1 año – Media
56.99
61.78
64.75
30
35

Los resultados son muy similares en ambos grupos, las subescalas de APOYO SOCIAL y SALUD FÍSICA en el grupo “Hasta un año de uso del IC” presenta claramente mejores resultados. Las diferencias no son estadísticamente significativas.

DISCUSION Y CONCLUSIONES

Las personas mayores ya no deben ser vistas como personas frágiles o vulnerables, sino como personas activas, que producen, consumen, contribuyen al desarrollo económico, hacen aportes a las familias y a la sociedad, y tienen derechos y responsabilidades.
Esta es la visión del “envejecimiento activo, productivo y saludable”.
La sordera es la quinta causa de gran discapacidad en la población adulta mayor de 65 años. Está asociada con el declinamiento cognitivo e incide en las limitaciones sociales que afectan su calidad de vida. El déficit auditivo modifica la habilidad de las personas para comunicarse con otros, y por ende, puede afectar las relaciones interpersonales de los adultos mayores. Tiene un fuerte impacto en la calidad de vida, pudiendo estar relacionada con depresión, aislamiento y autoestima alterada.
A lo largo del proceso de envejecimiento normal el cerebro presenta cambios tanto cuantitativos como cualitativos en número de neuronas, extensión dendrítica y número de sinapsis. Es posible relacionar estos cambios anatómicos con disminuciones en la capacidad conductual y cognitiva debido a la disminución de la plasticidad cerebral. Sin embargo, se comprobó que la plasticidad se sigue manifestando durante toda la vida y que las áreas auditivas son las que más la preservan.
Es posible describir diferentes factores que retrasan el envejecimiento cognitivo tales como el estado de salud general, la educación y el nivel de inteligencia, la personalidad,
el estado emocional, el entrenamiento cognitivo, la ocupación y el estilo de vida.

Los resultados del presente trabajo muestran que el implante coclear es un procedimiento seguro que mejora los umbrales tonales y la percepción del habla en los adultos mayores con pérdidas auditivas severas a profundas, concordando con otros estudios realizados previamente. Puede observarse que el rendimiento promedio alcanzado con el implante coclear en las pruebas audiológicas es altamente satisfactorio en los 4 subgrupos evaluados y que si bien existen diferencias y mayor variabilidad en el subgrupo correspondiente a mayores de 75 años, donde el reconocimiento de bisílabos es levemente menor, éstas no son estadísticamente significativas y permiten por lo tanto predecir resultados alentadores en dicho grupo etario.
Los beneficios en la calidad de vida de los adultos mayores implantados resultan evidentes en todos los pacientes y en todas las áreas evaluadas. La subescala de apoyo social es la mejor valorada en toda la muestra y la de salud física es la que presenta menos cambios positivos. En 3 casos, la escala de salud física ha tenido valores negativos.
Estos beneficios en la calidad de vida son independientes de los resultados audiológicos, ya que la valoración de la calidad de vida abarca muchas otras variables además del desempeño auditivo, y se trata de una valoración subjetiva que realiza cada paciente sobre sí mismo.

Por tal motivo, se considera que los adultos mayores pueden beneficiarse con el uso del implante coclear y que la edad por sí misma no debería ser razón suficiente para excluir a los adultos mayores de 75 años como posibles candidatos.

AGRADECIMIENTOS
Los autores agradecen la colaboración de la Lic. Claudia Buongiorno
Lic. en Estadistica (Universidad CAECE)
Especialista en Estadistica Matematica (FCEyN-UBA)

BIBLIOGRAFÍA
WHO. Study protocol for the World Health Organization project to develop a Quality of Life assessment instrument (WHOQOL).Qual Life Res. 1993; 2:153-159.
Robinson, K.., Gatehouse, S., Browning, G. (1996) Measuring patient benefit from otorhinolaryngological surgery and therapy. Annals of Otology, Rhinology and Laryngology, 106 (6), 415-422.

Botero de Mejía, B. E. y Pico Merchán, M. E. (2007) Calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) en adultos mayores de 60 años: una aproximación teórica. Hacia la promoción de la salud, 12, 11-24.

Young-Je Shin, Bernard Fraysse, Olivier Deguine, Olivier Vales, ML Laborde, Didier Bouccara, Olivier Sterkers, Alain Uzel “Benefits of cochlear implantation in elderly patiens” . Otolaryngology-Head and Neck Surgery, Volume 122, Number 4 602-606, 2000.

Janice Leung, Nae-Yuh Wang, Jennifer Yeagle, Jill Chinnici, Stephen Bowditch, Howard Francis, John Niparko “Predictive models for cochlear implantation in elderly candidates”. Arch. Otolaryngo Head Neck Surgery, vol 131 1049-1054, Dec 2005.

Piers Dawes, Richard Emsley, Karen Cruickshanks, David Moore, Heather Fortnum, Mark Edmonson-Jones, Abby McCormack, Kevin Munro. Plos One DOI :101371. March 2015.

Vicente Diamante, Norma Pallares, Leticia Diamante, Karina Fanelli, Maria Soledad Juarez. “Audicion con implante coclear en adultos mayores” Revista FASO Año 17, Nro 1 62-67, 2010.

“Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud” Organización Mundial de la Salud, 2015

Syka J. Plastic changes in the cerebral auditory system after hearing loss, restoration of function, and during learning. Physiol Rev 82: 601-636, 2002.

Eggermont JJ, Ponton CW, et. al. Madurational delays in cortical evoked potentials in cochlear implant users. Acta Laringol 117: 161-163, 1997.

Nishimura H, Doi K, et al. Neural plasticity detected in short -and long- term cochlear implant users using PET. Neuroreport 11: 811-815, 2000.

Kramer A, Bherer L, Stanley J, et. al. Environmental Influences on cognitive and brain plasticity during aging. Journal of Gerontology: Medical Sciences 2004, vol. 59A, núm 9, 940-957. 24. Naito Y, Tateya I, et al. Incre

¿No sos soci@ todavía?