Recomendaciones para la vuelta al colegio de los niños con deficiencia auditiva durante la pandemia

Feb 19, 2021 | COVID-19

Recomendaciones para la vuelta al colegio de los niños con deficiencia auditiva durante la pandemia

Ante las  medidas de prevención sanitarias recomendadas para el ciclo lectivo 2021 tendientes a prevenir contagios masivos de COVID- 19 en el ámbito escolar y conscientes del posible impacto negativo de las mismas en  los procesos de aprendizaje y aspectos socioemocionales de los niños con hipoacusia, se brindarán  algunas recomendaciones para que la información y los contenidos sean recibidos  por parte de los niños con la menor distorsión posible y se garanticen de manera óptima  los aprendizajes. Las mismas pueden ser de ayuda para niños con otros desafíos en el aprendizaje y en el lenguaje.

 

La heterogeneidad característica de la población de niños con hipoacusia  está dada entre otras variables por el grado de severidad de pérdida auditiva, el tipo de tecnología y el acceso acústico. Asimismo, la modalidad de comunicación  puede ser auditiva verbal, con mayor o menor complemento de la lectura labial o la lengua de señas. Algunos niños dependen de la lectura labial, otros no. Por eso es importante a la hora de elegir estrategias o recursos facilitadores  considerar las características y necesidades individuales de cada niño.

 

Destacamos la importancia de que todos los niños realicen el control audiológico correspondiente  con su equipo profesional  antes de iniciar las actividades escolares, para garantizar el correcto funcionamiento de la tecnología auditiva y el mejor acceso acústico posible. 

 

Uso de barbijos/tapabocas

 

El uso de barbijos o tapabocas genera dos problemas a los alumnos con hipoacusia: 

 

1) Los niños que dependen de pistas de comunicación no verbales o de la lectura labial para comprender el mensaje, no pueden acceder a  ellas  (Mendel y cols., 2008;  Atcherson y cols.. 2017; Atcherson y Finley, 2019; Eby y cols., 2020; Baltimore y Atcherson, 2020).  De hecho, tanto las pistas lingüísticas como la información no verbal son importantes para entender la comunicación social  y para la interacción. (Rieffe y Terwogt, 2000; Most y Aviner, 2009). 

2) La voz del hablante es atenuada y distorsionada. Los barbijos quirúrgicos  o tapabocas de algodón,  pueden atenuar el habla  3 a 4 dB (Corey y cols., 2020; Goldin y cols., 2020) y los transparentes o barbijos N95  entre 9 a  12 dB (Atcherson y cols., 2017; Corey y cols., 2020).  Además degradan el habla porque actúan como un filtro de pasa bajo afectando la audibilidad de  los sonidos de alta frecuencia, tan importantes para la percepción  del habla (Corey y cols. 2020; Goldin y cols., 2020; Stelmachowicz y cols., 2007). Una reducción en las frecuencias más altas afecta la capacidad de percepción del habla, especialmente en entorno ruidoso y demanda un mayor esfuerzo de escucha.  (Hicks y Tharpe, 2002; Stelmachowicz y cols., 2001; Mendel y cols., 2008). 

Escuchar el habla distorsionada es una tarea desafiante que requiere que el oyente use recursos cognitivos adicionales para una comprensión exitosa. Es probable que los procesos cognitivos involucrados en la audición del habla distorsionada acústicamente incluyan la memoria de trabajo verbal y el monitoreo del desempeño basado en la atención. Por lo tanto, el desafío acústico no es solo un problema auditivo, sino que afecta significativamente una variedad de operaciones cognitivas necesarias para tareas lingüísticas y no lingüísticas (Peelle, 2018).

A pesar de que los barbijos transparentes generan  una atenuación importante y degradan aún más la señal que los barbijos de tela,  sin dudas  ayudan a preservar las pistas de comunicación no verbal de la cara (McIntosh y Howell, 2020; Atcherson, 2020; Most y Aviner, 2009). Por eso,  hacemos hincapié en la necesidad de realizar otros  ajustes razonables  tendientes a mejorar la calidad de la señal acústica para garantizar que los niños  hipoacúsicos no estén en desventaja.

 

Los estudiantes que mayormente se apoyan en la señal auditiva se verán más beneficiados con aquellas estrategias tendientes a mejorar la calidad del input acústico,  mientras que aquellos con mayor apoyo visual necesitarán estrategias que permitan la lectura labial. Cada niño tiene necesidades únicas.

 

Dado que no existe una fórmula  generalizada para todos los niños, sería  recomendable que se lleven a cabo evaluaciones de riesgo individuales que midan cómo se ve afectada la comprensión del mensaje en cada niño en particular  cuando el hablante utiliza barbijo de tela o  transparente y cuando la distancia es mayor a 1,5 metros y cómo mejoran la comprensión del mensaje según las distintas estrategias compensatorias..  Las opiniones de los niños con deficiencias auditivas y sus familias deben  ser tomadas en cuenta en todas las evaluaciones de riesgo individuales.

 

Los establecimientos educativos junto con las familias de los niños deberían realizar los ajustes razonables necesarios para garantizar el acceso al aprendizaje y la continuidad del apoyo para los estudiantes con deficiencias auditivas. Los posibles ajustes  y medidas de mitigación que se pueden tomar deberían incluir:

 

Recursos para mejorar el acceso y la comunicación:

 

  • La amplificación de la voz del maestro a través del uso de micrófonos inalámbricos y parlantes  es una solución simple y económica para asegurarse de que todos escuchen al maestro con la mayor claridad posible. Entre los beneficios más influyentes   se incluyen:
    • Mejora de  la comprensión del habla hasta en un 50%  en niños con audición normal.
    • Ayuda a los niños a prestar más  atención y mejora la disciplina en clase.
    • Mejora el éxito académico.
    • Reduce la tensión vocal de los docentes.

 

  • Un mayor enfoque en el entorno de escucha, minimizando  el ruido de fondo innecesario. Algunas medidas para favorecer esto podrían ser: colocar alfombra en las patas de las sillas, pelotas de tenis partidas en las patas de las sillas,  cortinados, elección de aulas más silenciosas para niños con hipoacusia.

 

  • Tecnología de comunicación digital inalámbrica compatible con  los dispositivos de ayuda auditiva (Bluetooth, FM, Sistema de micrófono remoto, aro magnético). Los micrófonos inalámbricos transmiten la voz del maestro directamente al audífono o al implante coclear del niño. Las investigaciones sugieren que el uso de un micrófono de solapa puede ser eficaz para mejorar la comunicación verbal cuando el hablante usa un barbijo.  Es importante higienizar las manos con alcohol en gel al  traspasar el  micrófono entre los docentes y el niño, como así también evitar posibles daños al dispositivo al realizar su limpieza.  En general, los sistemas de comunicación inalámbrica funcionan muy bien incluso cuando se usan con barbijos; pero es comprensible que se perciban algunas diferencias en la calidad del sonido cuando se usa el barbijo.

 

  • Apoyo de comunicación adicional, incluidos intérpretes de lengua de señas remotos, o aplicaciones que convierten voz a texto (closed caption).
  • Clases de apoyo escolar uno a uno en espacios abiertos o en salas donde se pueda lograr el distanciamiento social y/o mediante un panel de metacrilato.
  • Los entornos educativos y los proveedores de transporte escolar deben asegurarse de que el personal sea consciente de que existen una serie de limitaciones para poder comunicarse con los niños hipoacúsicos.

 

  • Para clases virtuales es importante tener muy buena conexión a internet, conexión directa de audio (desde la tablet, computadora, teléfono directo al audífono o implante coclear o sistema de transmisión ósea) a través de cable o Bluetooth. De esta forma se mejora en forma significativa la calidad de la señal favoreciendo la comprensión del lenguaje. 

 

Recomendaciones para las familias:

 

  • Alentar a los padres a acompañar a sus hijos en la educación de forma comprometida, monitoreando su desempeño escolar diario, reforzando si es necesario  los contenidos dados en la escuela, abriendo  espacios de diálogo con ellos para tener conocimiento y poder intervenir  en caso de que tengan dificultades de aprendizaje o sociales o emocionales, estar alerta a los cambios de comportamiento. 

 

Recomendaciones para los docentes:

 

  • Procurar hablar más lento, sin gritar, ni exagerar las palabras.
  • Mantener la menor distancia que marcan los protocolos con el alumno hipoacúsico.
  • Asegurarse de que el niño esté utilizando debidamente la tecnología auditiva.
  • Promover el uso de turnos del habla: al dirigirse al niño con pérdida auditiva asegurarse de que el niño está prestando atención antes de comenzar a hablar.
  • Al dirigirse a la clase en alguna actividad que genere un intercambio entre todos los  alumnos y el docente, asegurarse de señalar a cada uno de los niños que vayan participando en la puesta en común para ayudar a que el niño con pérdida auditiva pueda encontrar rápidamente al compañero que habla. Al terminar la intervención de cada uno de los estudiantes, el docente a cargo puede sintetizar en pocas frases lo dicho por el compañero que intervino, de esta manera minimizará la pérdida de información por parte del niño con hipoacusia.
  • Intentar no hablar de espaldas a la clase mientras escriben o miran el pizarrón, ya que aumentaría la dificultad para ser escuchado por sus estudiantes con pérdida auditiva.
  • Refuerzo escrito o con referentes visuales. Los docentes deben asegurarse de no realizar pedidos o recordatorios de tareas y actividades en forma oral y dejar asentados los recordatorios en forma escrita.
  • Los docentes deben poder chequear la comprensión de las consignas de sus alumnos con pérdida auditiva , preguntando “¿qué tenemos que hacer?” 
  • Familias y docentes deben ponerse de acuerdo para implementar un sistema que permita la anticipación de las tareas y vocabularios.
  • Para abordar los desafíos del aprendizaje remoto de los estudiantes con pérdida auditiva, el personal de la escuela podría considerar administrar un inventario de aprendizaje situacional para cada estudiante. Esto puede ayudar a identificar las necesidades y soluciones específicas de cada situación para garantizar el acceso equitativo a los diversos entornos educativos para los niños durante la pandemia.
  • Evitar la pérdida del dispositivo auditivo del niño cuando use un barbijo/tapabocas, asegurando el  audífono o el procesador del implante coclear a la ropa con un sujetador. 

 

  • Las  interacciones en las que se usan  tapabocas y/o  máscaras pueden generar a  la persona con hipoacusia  una  variedad de emociones  que se manifiestan con signos de ansiedad y estrés. 

 

Desinfección de la tecnología auditiva: 

 

  • Para la higienización del equipamiento auditivo siga las recomendaciones de los representantes de las marcas de los dispositivos que el niño utilice.

 

  • Nunca rocíe desinfectante directamente sobre el dispositivo, ni lo sumerja en desinfectante; en cambio,  utilice un paño humedecido con el producto que el representante de la marca recomiende y limpie cuidadosamente el equipo sin presionar ningún botón. 

 

  • Asegúrese de que las aberturas, en particular las del micrófono, nunca estén en contacto con líquido, ya que puede dañar los componentes electrónicos.

 

ASARA se compromete a actualizar este documento a medida que se desarrollen las clases y tomemos conocimiento de otras necesidades sobre las que podamos aportar información para hacer mejores recomendaciones.

 

Referencias:

Atcherson SR. (2020, Winter) I can hear AND see what you’re saying. Hearing Health Magazine 36(1):24-25.

Atcherson SR, Finley ET. (2019) Research on Stethoscopes and Facemasks: Implications for Hearing Loss and Healthcare. Presentation at the 2019 Association of Medical Professionals with Hearing Losses/American Deafness and Rehabilitation Association conference, Baltimore, MD.

Atcherson, S. R., Mendel, L. L., Baltimore, W. J., Patro, C., Lee, S., Pousson, M., & Spann, M. J. (2017). The effect of conventional and transparent surgical masks on speech understanding in individuals with and without hearing loss. Journal of the American Academy of Audiology, 28(1), 58–67. https://doi.org/10.3766/jaaa.15151

Baltimore, W. J., & Atcherson, S. R. (2020, June 1). Helping our clients parse speech through masks during COVID-19. ASHA Leader Live. https://leader.pubs.asha.org/do/10.1044/leader.MIW.25062020.34/full/

Corey, R. M., Jones, U., & Singer, A. C. (2020). Acoustic effects of medical, cloth, and transparent face masks on speech signals. arXiv preprint arXiv:2008.04521.

Eby TL, Arteaga AA, Spankovich C. (2020) Otologic and audiologic considerations for COVID-19. Otolaryngol Head Neck Surg 163(1):110-111.

Goldin, A., Weinstein, B. E., & Shiman, N. (2020). How do medical masks degrade speech reception. Hearing Review. May.

Hicks, C. B., & Tharpe, A. M. (2002). Listening effort and fatigue in school-age children with and without hearing loss. Journal of Speech, Language, and Hearing Research.

McIntosh, A. & Howell, R. (2020, June 19). ADA and facemask: are you ADA-effective? LinkedIn. Accessed on July 23, 2020, https://www.linkedin.com/pulse/ada-compliance-facemask-you-compliant-dr-…

Mendel, L.L, Gardino, J. & Atcherson, S. (2008)Speech Understanding Using Surgical Masks: A Problem in Health Care? J Am Acad Audiol 19:686–695.DOI: 10.3766/jaaa.19.9.4

Most T, Aviner C. (2009) Auditory, visual, and auditory–visual perception of emotions by individuals with cochlear implants, hearing aids, and normal hearing. J Deaf Studies Deaf Ed 14(4):449-464.

Nobrega, Manoel & Opice, Renata & Lauletta, Mariana & Nobrega, Christiane. (2020). How face masks can affect school performance. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. 138. 110328. 10.1016/j.ijporl.2020.110328. 

Peelle JE. Listening Effort: How the Cognitive Consequences of Acoustic Challenge Are Reflected in Brain and Behavior. Ear Hear. 2018 Mar/Apr;39(2):204-214. doi: 10.1097/AUD.0000000000000494. PMID: 28938250; PMCID: PMC5821557.

Public Health Agency of Canada (PHAC) (2020a). COVID-19 Guidance for Schools Kindergarten to Grade 12. https://www.canada.ca/en/public-health/services/diseases/2019-novel-coronavirus- infection/health-professionals/guidance-schools-childcare-programs.html

Public Health Agency of Canada (PHAC) (2020b). COVID-19 and People with Disabilities in Canada.https://www.canada.ca/en/public-health/services/diseases/2019-novel-coronavirus-infection/guidance- documents/people-with-disabilities.html#a2

Public Health Agency of Canada (PHAC) (2020d). Non-Medical Masks and Face Coverings: About

https://www.canada.ca/en/public-health/services/diseases/2019-novel-coronavirus- infection/prevention-risks/about-non-medical-masks-face-coverings.html

Rieffe C, Terwogt MM. (2000) Deaf children’s understanding of emotions: desires take precedence. J Child Psychol Psych 41:601–618.

SAC Official Statement (Nov. 2020)

Speech-Language & Audiology Canada. (2021). COVID-19 Update: Update on Transparent Masks.

https://www.sac-oac.ca/news-events/news/update-transparent-masks-available-canada

Stelmachowicz, P. G., Pittman, A. L., Hoover, B. M., & Lewis, D. E. (2001). Effect of stimulus bandwidth on the perception of/s/in normal-and hearing-impaired children and adults. The Journal of the Acoustical Society of America, 110(4), 2183-2190.

Stelmachowicz, P. G., Lewis, D. E., Choi, S., & Hoover, B. (2007). The effect of stimulus bandwidth on auditory skills in normal-hearing and hearing-impaired children. Ear and Hearing, 28(4), 483.

¿No sos miembro todavía?

Para ver la presentación completa ingresá como miembro y descarga el PDF de la presentación.